25/3/16

Tú no me lo pediste, yo estimé necesaria una reconceptualización y deconstrucción de mi ser


"El día es un trámite, horas que hay que pasar hasta que llegue el momento en el que te vea. Mi día gira en torno a la esperanza de verte. Es una preparación para el momento realmente importante, que es cuando estoy cerca de ti, cuando lo comparto contigo.
...
Hay muchas cosas que me gustan contigo, de ti, de nosotrxs. Que también me gusta ser contigo. Pero en algún momento aprendí, sin yo escogerlo, sin darme siquiera cuenta, que cuando tú y yo nos queremos yo me convierto en otra cosa, en algo nuevo y diferente: fusionado. Y tú también. Tú y yo nos amamos y entonces eso lo colma todo porque… el amor todo lo puede, porque teniendo amor o todo lo demás va bien o no importa. 

Ay, pero yo no quiero así. Disculpa. Yo no quiero ser una versión reducida de mí misma, no quiero convertirme en insignificante para no molestar, no quiero olvidarme de todo lo demás porque eso es también mi vida. Que quererte y vivirme no sean excluyentes."


No hay comentarios:

Éste que ves, engaño colorido, que, del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos de colores, es cauteloso engaño del sentido;
éste, en quien la lisonja ha pretendido excusar de los años los horrores,
y venciendo del tiempo los rigores, triunfar de la vejez y del olvido,
es un vano artificio del cuidado, es una flor al viento delicada,
es un resguardo inútil para el hado:
es una necia diligencia errada,
es un afán caduco y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada
- Sor Juana Inés de la Cruz -