20/3/11

♥ Viviendo de pura nostalgia


Se me ocurrió ir al centro comercial que solía visitar cuando iba en la preparatoria. Está a una cuadra de la escuela, así que ya es casi una extensión de ella pues, cuando no hay clase o no queremos entrar, es lo mejor para perder el tiempo. Me parece curioso usar esa frase: “perder el tiempo”, cuando lo único que me parece haber perdido, es la oportunidad de no haber podido disfrutar más el tiempo que pasaba allí dentro porque, aparte de la prepa, el lugar que guarda de mejor manera mis recuerdos, es esa plaza (centro comercial, mall, etc para que me entiendan incluso en Inglaterra donde seguro les encanta leerme xD).

Total que voy a hacer unas compras y me apuro porque se me antoja mucho tomar un café. Por mi rápido camino se atraviesan unos rostros que, según yo, parecen de niños, y sólo Dios sabe qué tanto me recuerdan esa época en la que yo, pareciendo aún una niña, solía pasar el rato exactamente en el mismo lugar.

Veo grupitos de niñas riéndose con singular alegría y me es imposible no forzarme para no llorar. Se ven tan libres, tan ellas, tan hechas para ese momento en el que cruzando miradas se entienden todo lo que quieren decir, nada importante, pero suyo a fin de cuentas. Parece que eso les basta para estar contentas. Y luego me encuentro simulando que sé lo que piensan y sienten, sólo porque alguna vez me reí así, porque alguna vez me vi así con mis amigas, porque, como ellas, fui una niña de flats y bolsita a la que lo último que se le ocurriría es que una wanna be filósofa podría andar alrededor estudiando lo que sucedía en uno de esos momentos.

Si la idea me hubiera atravesado por la cabeza quizás le habría dicho “no te forces niña, no es el entendimiento, ni la idea, ni el corazón que tú guardas el que te dice todo esto, es ese espíritu envuelto en piel, el que reclama la libertad de una melancolía que pide que le dejes ser libre, para que esta vez fluya y se resguarde en aquello que reconoces, porque aunque en aquellos días el presente fue tan tuyo como es hoy de ellas, está mejor guardado en esa risa que suena tan cerca (y a la vez tan lejos).

Todo esto me hizo recordar muchísimas cosas que, de repente, dejé ir libres porque al parecer he comprendido que no hay porqué lamentar los cambios y los “arrebatos”. Me alegra haber tenido lo que tuve (digo “tener” pero nunca fue mío, sino no lo hubiera soltado jaja) porque en realidad vine al mundo así solita, desnudita y todo ja y lo que venga, ya es ganancia.
Ya iba de salida cuando se atravesó una chica con un pastel de cumpleaños. Usaba unos taconcitos de esos que parecen inofensivos pero ah como chingan! XD. Apenas podía con su alma, así que un señor se ofreció a ayudarle a cargar el pastel en las escaleras. Sus amigas estaban atrás muy calladitas y se quedaron lejos así de “órale”. En cuanto se fue el señor, se voltearon a ver unas a otras y se empezaron a reír y a burlarse de la chica del pastel (en lugar de ayudar, la chingan, ya saben, la pura amistad jaja). Y entonces sí empezaron los planes de “ve por unas velas, ya traigo unos globos” y me dieron ganas de llorar pero de felicidad.

Me es IMPOSIBLE describir la manera con la que se celebra un cumpleaños en esa preparatoria (o celebrABA porque las últimas veces que fui, los freakys (nerds) ya habían invadido bastante y, no es por nada, pero no se saben divertir xD). Creo que desde el primer festejo que hicimos mis amigas y yo, le entramos a esta onda enorme en la que no puedes hacer más que ser testigo de un día i-n-o-l-v-i-d-a-b-l-e. Si me arrepiento de algo, es de haber llegado tarde a la escuela algunos días y de no haber sabido entender la fugacidad de aquellos días, debí saber que pronto se me acabaría mi fiesta ja. Siempre que me encuentro pidiéndome perdón a mí misma por eso, me respondo “pues cómo te ibas a poner a pensar en eso si estabas muy ocupada riéndote, cabrona?”, y entonces estoy a mano conmigo misma jaja.

Ahhh llegué a escribir esto lloriqueando como niña y ahora me río sabiendo que no hay momento en el que, al pensar en mis amigas de la prepa, me parezca exagerado decir que me salvaron la vida. Amo a mis amigas y agradezco muchísimo a Dios el haberme permitido conocerlas. Son mi antes y mi después, mi ayer y mi hoy, mi concepto de amistad y el modelo a partir del cuál puedo saber qué tanto me es posible querer a una persona tan de allá afuera, tan diferente, tan única, tan suya y, para mi buena suerte, tan cercana a mí.

La conclusión aquí es que no hay que ir de visita a la plaza cercana a su escuela, hay que estar atentas, no entren aunque sea el único lugar en el que venden lo que buscan xD, aléjense de adolescentes precoces (más si son pedófil@s como yo xD), cuando escuchen risas grupales digan mentalmente “ay, maduren” para que no les den ganas de acordarse de que alguna vez ustedes también hicieron lo mismo. Ok no, creo que ya el mensaje está en rosita. Espero que leer esto no haya representado una pérdida de tiempo, es que estoy que no puedo con la melancolía y la soledad en la que me he metido por estar triste. En fn, muchísimas gracias por seguir visitándome, espero regalarles algo tan digno como la atención que prestan a mis palabras :)

8 comentarios:

~Coraline dijo...

Ahora creo que si me vas a hacer extrañar el colegio ¬¬ yo no puedo esperar por salir jeje
besotes mujercita

aniie dijo...

no recuerdo si ya habia comentado antes, pero si no lo he ehecho hola!!! ok, perdon casi nunca se meda por coemntar, solo paso y leo, pero vale.
Me hiciste pensar mucho en mi escuela, y tal vez de como sera cuando salga, eso dentro de dos años aun queda algo de tiempo. Y tambien en mi secundaria ahh que mal, la melancolia no es tan linda. Pero es lindo recordar todo esas cosas que hicismo.

Me encanto esta entrada me hizo recordar, besos. ñ_ñ

Bea dijo...

``Ahhhhhhhhhhh como chingan:) ``
me hiciste recordar viejos tiempos en mi escuela anterior.

Gracias:)

María dijo...

Me has hecho recordar tantas cosas... ha sido preciosa esta entrada de verdad.

El pasado siempre será presente si lo recordamos..

Besoss!

María.

Belle dijo...

La verdad es que ustedes le dieron sentido a esa etapa de mi vida y lo mejor es que además me quedo con grandiosas amigas para el resto de mis días c:

Tania dijo...

Y lo volviste hacer!!
Estuve con una sonrisa leyendo, pero tambien con un nudito en la garganta por que se extrañan esos dias. Fue increible conocerlas y como dice Belle, son amigas para siempre. Te amo y las amo a todas!

Camille. dijo...

Como extraño esos días♥ a pesar de que odiaba usar el uniforme debo confesar que fueron los mejores años de mi vida, era tan genial ahora es totalmente diferente pero me agrada... Ahh querida nostalgia, en fin siempre me dejas con un sentimiento con tus entradas, esta vez trajiste la nostalgia contigo, un beso :)

For the heart i once had dijo...

A mi me pasó algo parecido al cambio de la escuela a la facultad, es un cambio muy grande, y como siempre les digo a mis hermanas, la escuela siempre la vas a terminar extrañando, porque ahí pasamos los mejores momentos, de nuestro crecimiento y desarrollo.
Un beso grande!

Éste que ves, engaño colorido, que, del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos de colores, es cauteloso engaño del sentido;
éste, en quien la lisonja ha pretendido excusar de los años los horrores,
y venciendo del tiempo los rigores, triunfar de la vejez y del olvido,
es un vano artificio del cuidado, es una flor al viento delicada,
es un resguardo inútil para el hado:
es una necia diligencia errada,
es un afán caduco y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada
- Sor Juana Inés de la Cruz -