18/3/10

♥ Smart listens to the head / Stupid listens to the heart


Muchas veces pude comportarme como la persona más estúpida del mundo por la simple promesa de que sería divertido y no lo hice. (Actúo como tonta a veces pero de una manera más girly y así no tiene tanto chiste jaja)

Muchas veces me atravesó por la mente la idea de que no valía la pena ensuciarme acostándome en el piso, aventando lodo, pintura o comida (pura estupidez) aún cuando los que sí lo hacían parecían maravillados con ese tipo de cosas.

Muchas veces vi a alguien dando innumerables muestras de cariño a otro sin importarle si había alguien alrededor al que le pudiera parecer extraño o incluso sin importarle lo que pudiese pensar dicha persona, y yo no fui capaz de hacer lo mismo.

Muchas veces sentí reproches de parte de mi corazón y del instinto por no haberme dejado llevar por ellos prefiriendo a una razón cuando que a veces la teoría no sirve de nada en terrenos del corazón. (a veces por más que se pueda entender algo, no se puede lograr sentir u.u)


- El listo escucha a su cabeza, el estúpido escucha a su corazón -

Creo que el listo es aquél que sabe cuándo debe usar la cabeza, y cuándo es mejor escuchar al corazón. Toma la razón como el filtro que le puede indicar si lo que hace es conveniente o no, de acuerdo a la situación.

Creo que el estúpido no escucha al corazón sino que más bien actúa de acuerdo a los arrebatos llevados de sus emociones y prefiere ver las cosas de manera menos racional.

A veces es bueno respaldar nuestras decisiones en la razón porque ésta nos puede advertir de un acto posiblemente impulsivo (que más tarde puede llevarnos al arrepentimiento por no haber previsto las consecuencias).

Pero hay veces en las que es mejor no pensar tanto porque la posibilidad de que hagamos las cosas se puede reducir a un instante que, al irse de nuestras manos, puede dar paso al arrepentimiento también. Así que ni a cual irle jaja...

Me considero dentro del equipo de los “listos” ( buuuhh jaja) porque desde que hice uso de mi conciencia, creí que al tomar decisiones hacía gala de lo que soy y no pondría en juego mi dignidad (el respeto que me tengo a mi misma) actuando impulsivamente. Nótese que digo dignidad y no orgullo, se trata de tomar en cuenta lo que soy y ser consecuente con ello, no de remarcar a otros que soy importante o hacerles ver lo racional que soy ¬¬

Por lo general me tomo las cosas en serio (no me atrae lo fácil ni lo superficial) y si me dejara llevar, correría el riesgo de preferir esos bienes momentáneos sobre los que de verdad duran (Aristóteles rulez jaja).

La cosa aquí es que de repente se me olvida que sólo tengo el presente asegurado y si me había estado guiando por ideas de ser más racional, éstas han ido cediendo ante otros puntos de vista planteados por personas que aprovechan lo que son, lo que sienten y los elementos que tienen para hacer suyo el momento dejando a un lado prejuicios y demás cosas que a veces (incluso analizandolo de manera racional) son mejores que cualquier cosa que quepa en la razón.

No aprisionaré al instinto (Dios me libre) creo que en el momento me dejaré pertenecer a él, dejandolo ser así como dejo ser libre todo lo que nace de mí, con todo lo que ocupa mi naturaleza, con todo el corazón, con todo el sentimiento, y con todo lo que soy.


Ferzitah pizioza:
Gracias por ser tú y compartirlo conmigo regalandome momentos irremplazables colmados de palabras, acciones, compañía, y de todo lo que encierra la amistad que me regalas.
Pertenecemos al momento y en tanto que éste nos otorgue sus beneficios, estaré gustosa de aprovecharlo contigo.
me cuidaré x ti ;)
(me valoras demasiado como para darte la desdicha de perderme XD hasta crees que iba a ser serio todo el mensaje)

11 comentarios:

~Coraline dijo...

esoty exactamente en la misma ¿? si, por momentos si

V * dijo...

Las relaciones son complicadas, es parte de su naturaleza.
Besos.

Karlos dijo...

la dicha de tener todas las desdichas, señorita.

mientras no tenga crisis existenciales en donde desee estar segura de su existencia, no hay nada que temer

anímese; viva; que sólo yo tengo varia vida

Iriiaa..## dijo...

me ha encantado, voy a seguirlo :)
pásate por el mío si puedes!

un beso

Cuentos de una gossip girl dijo...

Razon o sentimientos dificil eleccion... si te consuela a mi siempre me ha pasado igual.... :)

Gracias por pasarte!, me ha encantao tu blog :) Un Beso!

Deniche dijo...

Hola! Coincido, es mas listo quien sabe elegir en que momentos se requiere razonar o en que momentos dejarse llevar por lo que dicta el corazón.

Pero sin importar si reina uno u otro, no se deja de ser listo tampoco. Mientras uno sea fiel a lo que cree (que debe razonar mas o sentir mas...) estará bien.

QuieroContigoSentir dijo...

ahh! Nada más cierto... o sentir o pensar... nada en medio, verdad?

Me gustó mucho la entrada ;)

Miradas furtivas dijo...

Justo hoy tu entrada concuerda con algo de la mia de hoy, pero pensamos completamente diferente, segun tu reflexion en este caso yo vendria a ser la estupida que piensa con la cabeza y no con el corazon jaja. La vida nos hace asi, no todos podemos seguir siendo iguales despues de los golpes, pero igualmente esta vez te aplaudo yo a vos, ojala yo pudiera seguir siendo asi. Muy buena entrada.
PD: No tenia idea de quien era Ke$sha, me fije y no soy absolutamente nada que ver :| no se que me viste de parecido jajaja. Un besito

Lay ♥ dijo...

El sentimiento siempre tiene que tener la razon.. u.u deberia ser asi, a veces la cabeza se equivoca..

Verónica (peke) dijo...

¿quien dijo que era facil convivirÇ?, simplemente tiempo al tiempo, no???

besostes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

Christene Alternative Solitude Sausage dijo...

Las relaciones son complicadas, esa es la gracia del asunto.
Pasaba para decirte que he cambiado la dirección al blog, ahora es http://corazonesasfixiados.blogspot.com

Éste que ves, engaño colorido, que, del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos de colores, es cauteloso engaño del sentido;
éste, en quien la lisonja ha pretendido excusar de los años los horrores,
y venciendo del tiempo los rigores, triunfar de la vejez y del olvido,
es un vano artificio del cuidado, es una flor al viento delicada,
es un resguardo inútil para el hado:
es una necia diligencia errada,
es un afán caduco y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada
- Sor Juana Inés de la Cruz -